Alerta de dengue indígena: autoridad sanitaria llama a movilización general

lo esencial
Según las últimas cifras de la Agencia Nacional de Salud Pública, 41 casos autóctonos de dengue, divididos en cinco brotes, se han registrado en Francia continental desde principios de julio de 2022. Un balance que corre el riesgo de revisarse al alza. La Dirección General de Salud llama a la vigilancia e insiste en la movilización de todos para frenar la contaminación.

Este verano, Francia experimentó una invasión masiva del mosquito tigre que ahora hace estragos en 67 departamentos metropolitanos. Una proliferación, debida principalmente a un clima favorable, que preocupa a las autoridades sanitarias.

Además de ser una fuente comprobada de molestias, elAedes albopictus (nombre científico del mosquito tigre) también es probable que sea vector de varias enfermedades como el dengue, el chikungunya o el zika. “En este contexto, la vigilancia reforzada se implementa entre mayo y noviembre de cada año, lo que constituye el período de actividad del vector”, explica la Dirección General de Salud (DGS), contactada por el despacho. Temores que se confirmaron rápidamente, sobre todo en el sur de Francia.

Lea también:
Dengue: ¿cómo explicar el número récord de casos detectados en Francia desde principios de 2022?

Un número récord

Según las últimas cifras de la Agencia Nacional de Salud Pública, 41 casos autóctonos de dengue, divididos en cinco brotes, se han registrado en Francia continental desde principios de julio de 2022.

De los cinco departamentos afectados por el dengue, tres se encuentran en Occitanie y dos en Provence-Alpes-Côte d’Azur. Una cifra sin precedentes que supera el total acumulado de los últimos diez años. Como recordatorio, en la Francia metropolitana, se produjeron nueve episodios localizados de transmisión de dengue o chikungunya entre 2010 y 2017.

Y la preocupación es doble: los contagios solo afectan a personas que no han “viajado a una zona de circulación del virus en los 15 días anteriores al inicio de los síntomas” y el dengue ha estallado en varios departamentos donde nunca se había detectado.

Informar a la ARS

Una observación que llevó a la DGS, contactada por La Dépêche, a dar la voz de alarma: “Ante los brotes de dengue autóctono, que demuestran la circulación del virus en el territorio, la población debe ser informada del riesgo y las medidas preventivas a tomar”. poner en su lugar”.

Tan pronto como aparezcan los primeros síntomas (fiebre y dolor en las articulaciones), la autoridad sanitaria recomienda informar a las Agencias Regionales de Salud (ARS) a través del sistema de notificación obligatoria. De este modo, se dispone de pruebas serológicas y virológicas para diagnosticar casos.

“El objetivo es que la ARS pueda organizar acciones de control de vectores, en conjunto con los operadores de control de mosquitos, en torno a los casos: eliminación de mosquitos potencialmente vectores de enfermedades, encuestas de campo para identificar otros casos, etc.”, continúa la DGS.

Lea también:
Casos autóctonos de dengue cerca de Toulouse: “Debemos actuar con rapidez para contener la contaminación”

Movilización general

Pero en un contexto de cambios climáticos y ambientales y de globalización del comercio, es probable que el balance progrese rápidamente. Este miércoles 21 de septiembre se detectó un nuevo caso en Montauban, en Tarn-et-Garonne. “Las autoridades, a nivel nacional y autonómico, están plenamente movilizadas para dar respuesta a este riesgo”, intenta tranquilizar la DGS.

Medidas físicas para eliminar los mosquitos actuando sobre sus criaderos (eliminación de criaderos), procesos químicos de control de mosquitos en torno a los casos para limitar el riesgo de contaminación, comunicación y movilización social… la DGS está en pie de guerra. Por otro lado, “limitar el número de casos de infección sigue siendo, sin embargo, tarea de todos, adoptando individualmente las medidas preventivas adecuadas”, desea precisar.

Acciones individuales

Por ello, la autoridad sanitaria insiste en la necesidad de adoptar las acciones adecuadas (limitar los criaderos favorables, evitar las picaduras mediante el uso de mosquiteras o tapándose la piel, etc.) para frenar la contaminación.

“Los pacientes deben obligatoriamente aislarse de los mosquitos durante su fase de viremia, que dura unos diez días”, recuerda. Es recomendable llevar ropa que cubra y suelta, usar repelente de piel, colocar mosquiteros en las aberturas (puertas y ventanas) y usar difusores eléctricos en el interior de las viviendas.

#Alerta #dengue #indígena #autoridad #sanitaria #llama #movilización #general

Leave a Comment